14 de marzo Día de las Altas Capacidades

14 de marzo. Día de las Altas Capacidades

By | Sin categoría | No Comments

Hoy es 14 de marzo. Día de las Altas Capacidades.

En condiciones normales podríamos decir ¡Feliz Día de las Altas Capacidades!, explicar por qué se eligió especialmente este día para la sensibilización y la visibilización de las necesidades de este colectivo.

Podríamos decir que también es el Día del número Pi, que empezando por 3,14… marca exactamente el 14 de marzo. Y podríamos jugar con la idea de que es también el Día de las Matemáticas y de que tenemos el Pi en nuestro logo como asociación Pitágoras. Y recordar que un 14 de marzo nacía Albert Einstein, y moría Stephen Hawking.

Pero hoy, en medio de este estado de alarma, queremos decir otras cosas, expresar otras cosas, recordar otras cosas.

Hoy queremos enfocarnos en nuestros niños y niñas y en cómo afecta a su bienestar psicosocioemocional todo lo que está pasando. Cuando los principales motivos por los que realizamos nuestra labor en la asociación se dirigen a ese objetivo: su bienestar emocional y un equilibrio en su imagen de sí mismos y en su estado general para que su inserción en el tejido social favorezca el desarrollo de sus capacidades y les permita llevar sus vidas con armonía y libertad.

Ya no van a la escuela, y esto para muchos podía parecer en principio hasta una buena noticia, pero ya no asisten tampoco a ninguna de sus actividades, ya no vienen a Pitágoras, no pueden jugar en los parques, ni siquiera visitar a sus amigos y familiares, y mucho menos a sus abuelos.

Tantas veces nos hemos centrado en la extrema sensibilidad, en la complejidad de los pensamientos y en las conexiones múltiples que pueden hacer, aún cuando pareciera no poder caber en sus pequeños cuerpos tanta intensidad y tanta madurez, en sus mentes tanta preocupación y tanta lucidez.

Una vez más, y como en el día a día, pero hoy más que nunca es importante que se sientan comprendidos, que les permitamos expresar todo lo que sienten y decir todo lo que piensan, que respondamos con claridad a sus preguntas, aún a esas que no sabemos bien cómo afrontar. Así como hemos convivido con su alta sensibilidad, intensidad y complejidad en relación a la muerte, la justicia, el sentido de la vida o el motivo por el cuál hacemos lo que hacemos cada día, hoy más que nunca se nos pone todo delante y debemos tener la integridad y la calidez, la sinceridad y la incondicionalidad para dejarlos ser, para darles contención, para validar todo lo que piensan o sienten en relación a esta realidad, y favorecer y fomentar que lo dejen salir, que lo expresen. Tenemos que tener el valor de mostrarles nuestros propios sentimientos, expresar nuestras preocupaciones y explorar nuestros propios mecanismos de gestión. Debemos sentirnos todo lo humanos, vulnerables y unidos que podamos, y validar todo lo que nos ocurra porque fuera y juntos se hace más fácil y es como se encuentra la manera y la salida.

Muchas veces, y más frecuentemente entre los adultos y los jóvenes, se desarrollan mecanismos de evasión o desconexión cuando las emociones o las preocupaciones superan los límites de nuestra capacidad de gestión. Y eso nos puede estar ocurriendo, en primera persona y también a nuestro alrededor. Fomentar medios de expresión, los que le sean a cada uno más naturales, es muy recomendable. Escribiendo un cuento, diseñando un comic, la letra de una canción, un baile, una poesía, pintando, dibujando, modelando, ideando una aplicación para el móvil, o una máquina, aunque parezca salida de una novela de ciencia ficción, puede que no solo ayude a dejar fluir tantos pensamientos y sentimientos que les (y nos) sobrepasan, sino incluso derivar en soluciones a múltiples niveles.

En estos días estamos ideando soluciones y maneras para poder seguir estando presentes a la distancia, compartiendo recursos para seguir aprendiendo en casa, para comunicarnos, para estar cerca, para apoyarnos, contenernos, poniendo al alcance de todos listados de sitios, plataformas, páginas, blogs, y distintos medios con los cuales hacer más llevaderas estas horas puertas adentro, que puede que empiecen a ser más de las que quisiéramos.

Aquí estamos y seguiremos. Hoy, Día de las Altas Capacidades, y todos los otros días también.

Todos los demás días, porque a cada hora y a cada minuto seguimos igual de sensibles, profundos, complejos, intensos, arborescentes, por momentos sobrepasados, preocupados, demasiado involucrados y extremadamente conscientes de todo lo que pasa y de todo lo que podría pasar.

Estamos juntos. Estamos aquí. Les damos la mano. Los abrazamos. Los escuchamos. Los comprendemos. Los extrañamos.

Deseamos tan intensamente que llegue ese día en el que podamos hacer eso que nos parecía tan habitual y tan cotidiano como era escucharlos correr por las escaleras y los pasillos del centro y reunirnos todos a jugar el juego, mirarnos a los ojos, escuchar nuestras voces, nuestras risas, darnos la mano, estar juntos.

Ese día llegará. Ahora toca cuidarnos. A nosotros mismos. Y los unos a los otros.

Un enorme abrazo pitagórico en este Día de las Altas Capacidades, y mañana y pasado mañana y todos los días, porque todos los días están en nuestro pensamiento, en nuestro corazón, son nuestro motor.

 

Más artículos en nuestro blog.

Página creada especialmente para promover el Día de las Altas Capacidades Intelectuales.

 

 

El desarrollo social y emocional de los alumnos con altas capacidades

Evento: presentación del libro «El desarrollo social y emocional de los alumnos con altas capacidades»

By | Actividades | No Comments

Estamos encantados de anunciar que el día 30 de marzo contaremos con la presencia de Paulina Bánfalvi Kampeq, fundadora de La Rebelión del Talento, presentando el libro «El desarrollo social y emocional de los alumnos con altas capacidades» que ella misma ha traducido al español. El libro ha sido editado por la UNIR en colaboración con Javier Tourón, quien dedica en su blog una entrada a la noticia de la publicación y lo define así: “El libro viene a cubrir una laguna importante en el ámbito de estudio que nos ocupa, en el que con gran diferencia hablamos de lo cognitivo, la identificación, la intervención, etc., pero se deja «para luego» algo que es crucial en el desarrollo de las personas, de las de alta capacidad también, su bienestar social y emocional, que debe ir parejo con su desarrollo cognitivo. Ambos componen el núcleo esencial de la persona. Fortalezas de la cabeza sí, pero también fortalezas del corazón, en expresión de Pfeiffer que ya nos es familiar. Ciertamente la cabeza sin corazón, la inteligencia sin trabajo, la aptitud sin motivación no son nada más que meras potencialidades, casi realidades virtuales.

El evento tendrá lugar el lunes 30 de marzo, en Aranjuez, en el Centro Cultural Isabel de Farnesio a las 18.00 hs.

Algunas de las cuestiones que se abordarán en torno al libro en particular y las altas capacidades en general son:

¿Cómo es el desarrollo social y emocional de los alumnos con alta capacidad?

¿Qué factores influyen en el desarrollo de su potencial?

¿Qué medidas y recursos podemos poner a su alcance para desarrollar sus fortalezas internas?

La entrada a la presentación es gratuita, previa inscripción a través de este formulario.

Agradecemos al Ayuntamiento de Aranjuez por la cesión del espacio y estamos orgullosos y emocionados como organizadores desde nuestra Asociación Altas Capacidades Pitágoras de contar con la presencia de Paulina, y agradecidos a nuestra Comisión de Actividades y Relaciones por hacer posible este evento y ayudarnos a visibilizar una cuestión tan fundamental como es la necesidad de un enfoque global en la atención a las altas capacidades que integre el bienestar social y emocional, tantas veces relegados a un segundo plano, cuando son en verdad el eje que vertebra el desarrollo integral del individuo para la expresión plena de todo su potencial.

Cualquier duda o consulta pueden contactarnos por correo electrónico o por WhatsApp al 665151640.

¡Los esperamos!

El Equipo de Pitágoras

julio verne

Julio Verne

By | Sin categoría | No Comments

El 8 de febrero de 1828 nacía Julio Verne.
Fue el mayor de cinco hijos y creció rodeado por una familia de abogados, y también por las asfixiantes y autoritarias expectativas de su padre. A pesar de que negarse a seguir los pasos que su progenitor le exigía, le costara el desamparo y una vida precaria sumido en la más absoluta pobreza, su pasión y su voluntad fueron más fuertes y decidió dedicarse a escribir. Tal vez la escritura haya decidido por él. Y él solo se dejara embriagar por el deseo. Y su infinita curiosidad y sed de conocimiento hicieran el resto. Tal vez escribir haya sido su salvación. Y esa intrépida libertad y extraordinaria capacidad de exploración hayan dado el sentido a una vida difícil, dolorosa y cargada de insatisfacción.
Un padre extremadamente rígido, un amor fallido, un matrimonio asfixiante, una salud frágil, un hijo desequilibrado, un incidente trágico.
Pareciera que documentarse hasta el extremo y escribir, casi compulsivamente, fue lo que le permitió gozar de la vida inmerso en mundos fantásticos, en los que la ficción le preservó de una realidad insoportable.
El primero de sus Viajes Extraordinarios lo escribió en 1862: Cinco semanas en globo. La primera editorial que visitó con el manuscrito lo consideró excesivamente técnico y aburrido. Afortunadamente, el original llegó a manos de Pierre Jules Hetzel; un editor que vio en la historia una vía para ampliar el alcance del conocimiento científico y tecnológico a un público mucho mayor gracias a su atrapante, pero no por eso menos riguroso, enfoque de ficción.
Tras ese primer viaje, vinieron otros 61; todos igualmente extraordinarios. Entre los más conocidos: Viaje al centro de la Tierra, De la Tierra a la Luna, Veinte mil leguas de viaje submarino, La vuelta al mundo en 80 días, La isla misteriosa, Un capitán de quince años.
En sus novelas se describen armas de destrucción masiva, helicópteros, viajes espaciales, exploraciones submarinas y hasta una ciudad con rascacielos, ordenadores, amplias redes de comunicaciones y transportes terrestres de altísima velocidad. Todas ellas salieron de su imaginación entre 1862 y 1905.
Esa mirada, que tan ampliamente lo ha perfilado como a un «visionario», es la que trazó su camino, la que le permitió seguir adelante a pesar de los obstáculos, la que lo convirtió en el padre de la ciencia ficción y en el segundo autor más traducido de la historia de la literatura, entre Agatha Christie y William Shakespeare.
La vida y la obra de Julio Verne nos demuestran cuán necesario puede ser seguir la llamada de la voz interior, el impulso de ser, por encima de los mandatos y las expectativas ajenas.
Tuvimos la suerte de que ese grito fuera tan inextinguible, y que más que por la expresión de un deseo o por la toma de una decisión, Julio Verne haya conseguido abandonarse, inevitablemente, a la pulsión de escribir.

«Mientras el corazón lata, mientras la carne palpite, no me explico que un ser dotado de voluntad se deje dominar por la desesperación».
VIAJE AL CENTRO DE LA TIERRA · Julio Verne

 

Más artículos sobre motivación, autorrealización y altas capacidades intelectuales en nuestro blog.