Nunca discutas con un ignorante

Nunca discutas con un ignorante

By | Sin categoría | No Comments

«Nunca discutas con un ignorante, te rebajará a su nivel y te ganará por experiencia.» Mark Twain

Nos pareció tan absurdo, de una ignorancia de tal magnitud, de una falta de rigor y de seriedad tan grandes cada frase del artículo. No fue solo el titular, que a simple vista parecía lo más ridículo de todo. No fue solo la gravedad que puede tener que se publique un artículo tan plagado de acusaciones falsas sin fundamentos, de falacias y de generalizaciones sin sentido. Lo peor de todo fue constatar la soltura con que se tomaron a la ligera los temas expuestos y se habló de colectivos vulnerables, de violencia de género, de mitos muy dañinos y de estereotipos destructivos de una manera muy simple y muy poco respetuosa, supuestamente de boca de expertos. La ignorancia puede ser tan soberbia y tan dañina que a veces nos planteamos si no es mejor tener la suficiente cordura e integridad como para saber en qué merece y en qué no poner las energías.

Nos pareció importante y lo más acertado, ante todas esas falsas acusaciones y ese discurso tan minado de estereotipos destructivos contra los que cada día intentamos luchar, dar voz a nuestros jóvenes para que expresaran en primera persona lo que les produjo leer el artículo publicado en La Voz Digital y escuchar las palabras de la psicóloga Paola Fernández Zurbarán, ponente de una de mesas del III Congreso Andaluz de Coeducación celebrado en Cádiz el mes pasado, en las que acusaba directamente a los alumnos de altas capacidades y les asociaba y responsabilizaba de conductas violentas, machistas y de abuso.

Aquí, sin filtros ni edición, recogemos las propias palabras de nuestros jóvenes pitagóricos. Dada su contundencia y fuerza, no necesitan más introducción ni posteriores explicaciones.

«Está tan plagado de generalizaciones y estereotipos de género el artículo que no hay por donde cogerlo para analizar y responder.»

«Cuando habla de expedientes vulnerables es el colmo. Lo único que hace es reforzar los estereotipos de género. Da por hecho que hay un tío que es de AACC que es el agresor y una tía -que obviamente no tiene AACC, porque claro, las mujeres de AACC es que no existen, son como jirafas rosas- que es la víctima.»

«¿No es construir más estereotipos afirmar estas cosas? ¿Las personas que sufren violencia no pueden tener AACC? ¿Los chicos de AACC son manipuladores y abusadores? ¿Las víctimas tienen expedientes vulnerables? ¿Hay más machismo y agresiones entre los de AACC? ¿Y las mujeres de AACC? ¿Dónde están? Si estamos hablando de violencia de género ¿qué más da que el agresor o la víctima tengan o no AACC o un expediente vulnerable?»

«Si en vez de estar hablando de chicos de altas capacidades estuviera refiriéndose a negros, mujeres, transexuales, homosexuales, musulmanes, judíos? ¿A qué sería muy visible que son comentarios racistas, machistas, transfobos, homófobos, xenófobos?»

«Es tan absurdo culpar a un colectivo. La violencia de género es un problema que se extiende entre todos los grupos de personas de cualquier condición.»

«Lo que siento es dolor. Me cuelgan un cartel de agresor y encima lo afirma un experto. Duele. Hace mucho daño.»

«Se supone que son expertos pero no entienden lo que es la violencia de género ni lo que son las altas capacidades si se ven capaces de afirmar esto.»

«Me da pena hasta intentar rebatir un discurso sin argumentos.»

«Cuando tengan estudios sobre el tema podremos hablar ¿De dónde sacan toda esa información? Son mitos y leyendas.»

«A los profesores no les importa cómo estamos. Las notas no dicen nada sobre nuestra personalidad o sobre cómo nos sentimos. Si sacas buenas notas, ya no te hacen ni caso.»

«Enlazan altas capacidades con buenas notas. Están todo el rato generalizando. No hay por dónde cogerlo.»

«¿Por qué no hablamos del perfil de una persona machista en vez de del perfil de una persona con AACC que es machista? Hay que centrarse en el perfil del maltratador.»

«Cuando alguien es víctima de violencia de género no suele saber lo que le está pasando.»

«¿Expertos? Me da asco que esa gente tenga voz.»

«No censuraría, pero me parece muy destructivo, vergonzoso e insultante que se les presente como expertos.»

«El perfil y el comportamiento de una persona machista no tienen nada que ver con su coeficiente intelectual.»

«¿Cómo pueden focalizar y generalizar conductas violentas sobre un colectivo determinado cuando el problema a afrontar es más amplio y requiere actuar contra las agresiones y acabar con la violencia de género?»

«Atacan a los chicos de AACC como chivo expiatorio para no ver un problema real que no están preparados para solucionar.»

«Tal vez el problema sea que nos ven como un número: un CI, o la nota que sacamos. No se dan cuenta de que somos personas.»

 

Puedes leer más artículos sobre altas capacidades en nuestro blog.

Proyecto Curiosea

Proyecto Curiosea · Asociación Pitágoras · Ayuntamiento de Aranjuez

By | Sin categoría | No Comments
Estimadas familias,

 

Nos alegra comunicaros que durante el mes de noviembre y diciembre ofreceremos, junto con el Ayuntamiento de Aranjuez, una programación de actividades dirigidas al colectivo de las altas capacidades y personas altamente sensibles. El Proyecto Curiosea consiste en distintas propuestas que hemos elaborado con mucho cariño que incluyen:

 

– Talleres de juegos de mesa
– Sesiones de Mindfulness
– Talleres de manualidades
– Yoga-danza
– Actividades para mentes inquietas
– Encuentros para familias
– Ágoras para personas altamente sensibles
– Encuentros para mayores
– Charlas de sensibilización

 

El Ayuntamiento lo ha hecho público como parte de un macroproyecto que se llevará a cabo en la localidad y en el que habrá más actividades para otros colectivos.

 

Estas actividades son una oportunidad para nuestra Asociación Altas Capacidades Pitágoras para visibilizar, sensibilizar, formar, informar y difundir nuestros fines y la labor que hacemos por nuestro colectivo, además de darnos a conocer a toda la comunidad fuera de los límites en los que se enmarca nuestro trabajo diario; y a la vez que difundimos, fomentar la integración y la solidaridad, al poder ofrecer actividades de interés tanto para nosotros como para todos.

 

Las actividades se realizarán en distintas localizaciones dentro de nuestro municipio y serán totalmente gratuitas previa inscripción.

 

En este enlace podéis descargar un pdf con la Programación de las Actividades.

 

Dado que las actividades tienen un aforo limitado, para más información y para inscripción y reserva de plazas, será imprescindible apuntarse en cada actividad a través de nuestro correo: pitagorasacaranjuez@gmail.com

 

 Las inscripciones se realizarán por estricto orden de recepción de reservas en el citado correo electrónico.

 

 Os esperamos con la ilusión de siempre

 

 Abrazos pitagóricos
salud mental

Salud Mental y Altas Capacidades

By | Sin categoría | No Comments

La salud mental ha sido durante mucho tiempo una asignatura pendiente. Falsas creencias, constructos erróneos y, principalmente, el desconocimiento, contribuyeron en el pasado a que fuese un tema tabú. Hoy en día, sin embargo, podemos abordar abiertamente o naturalizar el hablar sobre nuestras emociones y sobre la importancia de conocerlas, nombrarlas y permitirnos expresarlas y vivirlas. Muchas palabras, como trastorno, síndrome, hipersensibilidad, crisis, ansiedad, desconexión, desmotivación, bloqueo y depresión, entre otras, ya forman parte de nuestro léxico diario y no nos pesa ni nos cuesta tanto buscar apoyo cuando algo no va bien en nuestra vida o en la de alguien cercano.

Desde la Asociación Altas Capacidades Pitágoras llevamos siete años trabajando con las necesidades de las personas con altas capacidades: infancia, adolescencia y sus familias. Profundizando desde un punto de vista teórico, estudiamos a grandes referentes nacionales e internacionales, que han analizado las particulares necesidades de las personas de este colectivo desde distintos ámbitos: psiquiatría, neurociencia, psicología, educación, etc.  Este estudio teórico lo contrastamos con nuestra experiencia en la práctica, ya que a través de los diferentes proyectos de enriquecimiento personal y educativo que desarrollamos para atender a esta población, estamos en contacto diario con sus experiencias, vivencias y aportaciones, algo que nos sirve de fuente de conocimiento permanente y real. 

Tras estos años de reflexión teórico-práctica basada en nuestra experiencia, podemos afirmar que las necesidades psicológicas, sociales y emocionales de cada persona son diversas y heterogéneas. Cubrirlas o satisfacerlas no depende solo de trabajar y enfocarse en su desarrollo intelectual o cognitivo, sino de atender principalmente a su bienestar integral, teniendo en cuenta su salud física, psicológica, emocional, afectiva, su entorno familiar y su integración social. Cuando estas necesidades no son atendidas pueden generarse dificultades de todo tipo y derivar en un profundo sentimiento de incomprensión y sufrimiento vital.

Venimos observando que la infancia y adolescencia de altas capacidades poseen, en mayor o menor medida, una alta sensibilidad, que puede ser sensorial, motora, emocional, imaginativa, intelectual o una combinación de todas ellas. Esta sensibilidad les supone una mayor actividad en su sistema nervioso y una percepción mucho más intensa de la realidad, algo que socialmente no está normalizado, lo cual les confiere unas características personales “diferentes” y difíciles de comprender y gestionar, tanto por ellos como por los demás. Esto, además, puede transformarse en un factor de vulnerabilidad en su salud mental, ya que la agudeza sensorial y emocional pueden ser una permanente fuente de sobrecarga y malentendidos. Por otra parte, también afecta a la empatía, que les hace vivir las emociones propias y ajenas con gran intensidad. Esta enorme capacidad empática no suele tampoco ser bien interpretada socialmente y contribuye a que se les perciba como personas débiles e ingenuas. La intensidad emocional condiciona también su forma de ver el mundo, que puede parecerles un lugar maravilloso donde disfrutar de la belleza en todos sus matices y, a la vez, un lugar hostil y extremadamente injusto. Estos planteamientos existenciales suelen llevarles a la búsqueda del sentido de la vida y la preocupación por la muerte, pudiendo aparecer a edades muy tempranas y derivar en cuadros de ansiedad, crisis existenciales, desconexión emocional, depresión… dada la disincronía entre la complejidad y profundidad de dichos pensamientos y la capacidad de gestión emocional de los mismos. 

Las hipersensibilidades y sobreexcitabilidades (psicomotora, sensitiva, imaginativa, intelectual y emocional) pueden constituir un factor de riesgo para la salud mental en la infancia y adolescencia de altas capacidades. Pese a que estas circunstancias de por sí no son determinantes ni condicionan completamente a las personas, sí resultan significativas cuando la falta de comprensión, los prejuicios y las distorsiones cognitivas, sean propias o de la sociedad, aumentan su vulnerabilidad de sufrir vivencias de tensión, ansiedad y sufrimiento. Nos encontramos con estigmatización, etiquetas, juicios, diagnósticos erróneos… en lugar de una aceptación incondicional de su alta sensibilidad y sus altas capacidades como una parte constitutiva e inseparable de su personalidad.

En muchos casos, esto puede llevar a que experimenten profundas crisis vitales en las que necesitan apoyo psicológico y pedagógico que les ayude a conocerse, a desarrollar estrategias para entender sus emociones, a analizar su anticipación al miedo y a gestionar la sobrecarga sensorial y la ansiedad derivadas. 

Además, pueden haber vivido también situaciones personales complejas como acoso escolar, maltrato institucional, o problemas familiares que agravan la sensación de indefensión y aumentan exponencialmente el riesgo. En estos casos es necesaria una ayuda terapéutica individualizada, ya sea psicopedagógica o clínica, y es importante que se realice desde un enfoque integrador, donde sean contempladas como personas de altas capacidades con sus particularidades individuales (su hipersensibilidad, profundidad cognitiva, pensamiento arborescente, tendencia al autosabotaje, síndrome del impostor, entre otros) y no como una problemática o dificultad psicológica genérica, aislada o puntual. Muchas veces, la falta de atención y de comprensión sostenidas en el tiempo pueden derivar en el fracaso escolar, en una gran desmotivación y en mecanismos de desconexión emocional frente a los que, además de la intervención grupal, un apoyo terapéutico individualizado no sólo resulta recomendable sino necesario.

En consecuencia, desde la Asociación Altas Capacidades Pitágoras, cuando detectamos la necesidad de prestar una ayuda terapéutica individualizada, nos parece fundamental que se realice desde la comprensión integral y específica del colectivo de altas capacidades y sea abordada por profesionales con formación, experiencia, sensibilidad y comprensión de sus necesidades. En muchos casos, participar en proyectos de enriquecimiento personal tanto a nivel individual como grupal les hace sentirse personas validadas, apoyadas, reconocidas y estimuladas. En nuestra Asociación, a través del Proyecto Pitágoras, trabajamos las necesidades psicológicas, sociales y emocionales partiendo de los centros de interés, y esta experiencia les aporta la seguridad y la satisfacción de pertenecer a un grupo donde se sienten personas cómodas y comprendidas.

Si algo de lo que se menciona te resuena con algún niño o adolescente que conozcas  podemos facilitar ayuda en la Asociación. Contáctanos

Puedes leer más artículos relacionados con las AACC en nuestro blog.

Para leer sobre necesidades emocionales, intensidad, emotividad y mecanismos de defensa, también puedes visitar nuestro blog y otras fuentes:

Las necesidades emocionales de los niños con altas capacidades
Annemarie Roeper

Emotividad y superdotación. Mecanismos de defensa

La mente es maravillosa · El síndrome de desconexión emocional

Soy Superdotado – Tu refugio
La emoción desbordante

Soy Superdotado – Tu refugio
Sobre la importancia de criar a nuestros verdaderos hijos y no a proyecciones de nuestras propias expectativas

Marilyn Wedge, Ph.D