All Posts By

admin

crisis covid19

¿Por qué deberíamos ignorar toda esa presión de extrema productividad inspirada por la crisis del coronavirus?

By | Sin categoría | 9 Comments

Artículo original de Aisha Ahmad publicado el 27 de marzo de 2020 en https://www.chronicle.com/

Entre mis colegas académicos y amigos he observado una respuesta común a la crisis del Covid-19. Luchan valientemente por mantener una sensación de normalidad: se apresuran a ofrecer cursos en línea, mantienen horarios estrictos de escritura y crean escuelas Montessori en las mesas de sus cocinas. Esperan abrocharse el cinturón por un corto período hasta que las cosas vuelvan a la normalidad. Le deseo a cualquiera que siga ese camino la mejor de las suertes, y salud.

Sin embargo, como alguien que tiene experiencia en crisis en todo el mundo, lo que veo detrás de esta lucha por la productividad es una suposición peligrosa. La respuesta a la pregunta que todos se hacen: «¿Cuándo terminará esto?» Es simple y obvia, pero terriblemente difícil de aceptar. La respuesta es nunca.

Las catástrofes globales cambian el mundo, y esta pandemia es muy parecida a una gran guerra. Incluso si contenemos la crisis del Covid-19 dentro de unos meses, el legado de esta pandemia vivirá con nosotros durante años, tal vez décadas por venir. Cambiará la forma en que nos movemos, construimos, aprendemos y nos conectamos. Simplemente no hay forma de que nuestras vidas se reanuden como si esto nunca hubiera sucedido. Y así, aunque puede hacernos sentir bien en este momento, es una tontería sumergirse en un frenesí de actividad u obsesionarse con la productividad en este momento. Eso es negación y autoengaño. La respuesta emocional y espiritualmente sana es prepararse para ser transformados para siempre.

El resto de este artículo es una ofrenda. Mis colegas de todo el mundo me han pedido que comparta mis experiencias de adaptación a condiciones de crisis. Por supuesto, solo soy un ser humano, luchando como todos los demás para adaptarse a la pandemia. Sin embargo, he trabajado y vivido en condiciones de guerra, conflictos violentos, pobreza y desastres en muchos lugares del mundo. He experimentado escasez de alimentos y brotes de enfermedades, así como largos períodos de aislamiento social, movimiento restringido y confinamiento. He realizado investigaciones galardonadas en condiciones físicas y psicológicas intensamente difíciles, y celebro la productividad y el rendimiento en mi propia carrera académica.

Comparto aquí los siguientes pensamientos durante este momento difícil con la esperanza de que ayuden a otros a adaptarse a condiciones difíciles. Toma lo que necesites y deja el resto.

Etapa No. 1: Seguridad

Los primeros días y semanas en una crisis son cruciales, y debes dejar un amplio espacio para permitir un ajuste mental. Es perfectamente normal y apropiado sentirse mal y perdido durante esta transición inicial. Considera que es bueno que no estés en negación y que te permitas superar la ansiedad. Ninguna persona en su sano juicio se siente bien durante un desastre global, así que agradece la incomodidad como un signo de cordura. En esta etapa, me enfocaría en la comida, la familia, los amigos y, tal vez, en la forma física. (No te convertirás en un atleta olímpico en las próximas dos semanas, así que no pongas expectativas ridículas sobre tu cuerpo).

A continuación, ignora a todos los que publican esa incesante muestra de súper productividad en las redes sociales en este momento. Está bien que sigas despertándote a las 3 a.m., está bien que te hayas olvidado de almorzar y no puedas hacer una clase de yoga a través de Zoom. Está bien que no hayas tocado esa revisión ni su reenvío en tres semanas.

Ignora a las personas que publican que están escribiendo documentos y a las personas que se quejan de que no pueden escribir documentos. Están en su propio viaje. Corta el ruido.

Sabe que no estás fallando. Deja de lado todas las ideas profundamente tontas que tienes sobre lo que deberías estar haciendo en este momento. En cambio, concéntrate intensamente en tu seguridad física y psicológica. Tu primera prioridad durante este período temprano debe ser asegurar tu hogar. Obtener lo esencial para tu despensa, limpiar la casa y hacer un plan familiar coordinado. Ten conversaciones razonables con tus seres queridos sobre la preparación necesaria para emergencias. Si tienes un ser querido que trabaja en la sanidad o en la policía o es un trabajador esencial, redirige tus energías y apoya a esa persona como tu principal prioridad. Identifica las necesidades y atiéndelas.

No importa cómo sea tu unidad familiar, necesitarán un equipo en las próximas semanas y meses. Diseña una estrategia para la conexión social con un pequeño grupo de familiares, amigos y/o vecinos, mientras mantienes el distanciamiento físico de acuerdo con las pautas de salud pública. Identifica a los más vulnerables y asegúrate de que estén incluidos y de que se sientan protegidos.

La mejor manera de formar un equipo es ser un buen compañero de equipo, así que toma la iniciativa para asegurarte de que no estás solo. Si no implementas esta infraestructura psicológica, el desafío de las medidas necesarias de distanciamiento físico será aplastante. Construye un sistema sostenible y seguro ahora.

Etapa No. 2: El cambio mental

Una vez que te hayas asegurado a ti mismo y a tu equipo, te sentirás más estable, tu mente y tu cuerpo se ajustarán, y anhelarás desafíos que sean más exigentes. Con el tiempo, tu cerebro podrá y se restablecerá a las nuevas condiciones de crisis, y reanudará su capacidad para realizar trabajos de alto nivel.

Este cambio mental te permitirá volver a tener un alto rendimiento, incluso en condiciones extremas. Sin embargo, no te apresures ni prejuzgues tu cambio mental, especialmente si nunca antes has experimentado un desastre. Una de las publicaciones más relevantes que vi en Twitter (del escritor Troy Johnson) fue: «Día 1 de Cuarentena: Voy a meditar y hacer entrenamiento corporal. Día 4: *simplemente verteré el helado en el pasta*.» Es divertido, pero también habla claramente del problema.

Ahora más que nunca, debemos abandonar lo performativo y adoptar lo auténtico. Nuestros cambios mentales esenciales requieren humildad y paciencia. Centrarse en el cambio interno real. Estas transformaciones humanas serán honestas, crudas, desagradables, esperanzadoras, frustrantes, hermosas y divinas. Y serán más lentas de lo que esperamos. Sé lento. Deja que esto te distraiga. Deja que cambie tu forma de pensar y cómo ves el mundo. Porque el mundo es nuestro trabajo. Y así, que esta tragedia derribe todos nuestros supuestos erróneos y nos dé el coraje de tener nuevas y audaces ideas.

Etapa 3: Abraza una nueva normalidad

Al otro lado de este cambio, tu cerebro maravilloso, creativo y resistente te estará esperando. Cuando tus cimientos sean sólidos, crea un cronograma semanal que priorice la seguridad de su equipo local y luego forje bloques de tiempo para las diferentes categorías de trabajo: enseñanza, administración e investigación. Realiza primero las tareas fáciles y avanza en el trabajo pesado. Levántate temprano. El yoga en línea y el crossfit serán algo más fáciles en esta etapa.

Las cosas comenzarán a sentirse como más naturales. El trabajo también tendrá más sentido y te sentirás más cómodo al cambiar o deshacer lo que ya está en movimiento. Surgirán nuevas ideas que no se te habrían ocurrido si hubieras permanecido en la negación. Continúa abrazando tu cambio mental. Ten fe en el proceso. Y apoya a tu equipo.

Comprende que esto es como una maratón. Si corres demasiado al principio, vomitarás en tus zapatos a final de mes. Prepárate emocionalmente para que esta crisis continúe durante 12 a 18 meses, seguida de una recuperación lenta. Si termina antes, te sorprenderá gratamente. En este momento, trabaja para establecer tu serenidad, productividad y bienestar en situaciones de alerta sostenida.

Ninguno de nosotros sabe cuánto durará esta crisis. Todos queremos que nuestras tropas estén en casa antes de Navidad. La incertidumbre nos está volviendo un poco locos a todos.

Por supuesto, habrá un día en que termine la pandemia. Abrazaremos a nuestros familiares y amigos. Regresaremos a nuestras aulas y a las cafeterías. Nuestras fronteras se abrirán de nuevo a un movimiento más libre. Nuestras economías algún día se recuperarán de la recesión.

Sin embargo, ahora estamos justo al comienzo de este viaje. Para la mayoría de las personas, nuestras mentes no han aceptado el hecho de que el mundo ya ha cambiado. Algunos se sienten distraídos y culpables por no poder escribir lo suficiente o impartir cursos en línea. Otros están usando su tiempo en casa para escribir y reportar una explosión de productividad en la investigación. Todo eso es ruido: negación y autoengaño. Y en este momento, la negación solo sirve para retrasar el proceso esencial de aceptación que nos permitirá reinventarnos en esta nueva realidad.

Al otro lado de este viaje de aceptación están la esperanza y la resistencia. Sabremos que podemos hacer esto, incluso si nuestras luchas continúan durante años. Seremos creativos y receptivos, y encontraremos luz en todos los rincones. Aprenderemos nuevas recetas y haremos nuevos amigos. Tendremos proyectos que no podemos imaginar hoy e inspiraremos a personas que aún no hemos conocido. Y nos ayudaremos los unos a los otros. No importa lo que suceda después, juntos lo conseguiremos.

Para terminar, doy gracias a aquellos amigos que vienen de lugares difíciles, que vivieron este sentimiento de desastre en sus propios huesos. En los últimos días, nos hemos reído de las heridas de nuestra infancia y nos hemos regocijado en nuestras profundas tribulaciones. Dimos gracias y aprovechamos la resistencia de nuestras viejas heridas de guerra. Gracias por ser guerreros de la luz y por compartir la sabiduría nacida de su sufrimiento. Porque las crisis siempre son grandes maestras.

 

Aisha Ahmad es profesora asistente de ciencias políticas en la Universidad de Toronto y autora del galardonado libro Jihad & Co: Black Markets and Islamist Power (Oxford University Press, 2017).

Twitter @ProfAishaAhmad

 

Artículo traducido de su fuente original:

Why You Should Ignore All That Coronavirus-Inspired Productivity Pressure

Aisha S. Ahmad MARCH 27, 2020

https://www.chronicle.com/article/Why-You-Should-Ignore-All-That/248366

 

Más artículos de interés en nuestro blog.

 

14 de marzo Día de las Altas Capacidades

14 de marzo. Día de las Altas Capacidades

By | Sin categoría | No Comments

Hoy es 14 de marzo. Día de las Altas Capacidades.

En condiciones normales podríamos decir ¡Feliz Día de las Altas Capacidades!, explicar por qué se eligió especialmente este día para la sensibilización y la visibilización de las necesidades de este colectivo.

Podríamos decir que también es el Día del número Pi, que empezando por 3,14… marca exactamente el 14 de marzo. Y podríamos jugar con la idea de que es también el Día de las Matemáticas y de que tenemos el Pi en nuestro logo como asociación Pitágoras. Y recordar que un 14 de marzo nacía Albert Einstein, y moría Stephen Hawking.

Pero hoy, en medio de este estado de alarma, queremos decir otras cosas, expresar otras cosas, recordar otras cosas.

Hoy queremos enfocarnos en nuestros niños y niñas y en cómo afecta a su bienestar psicosocioemocional todo lo que está pasando. Cuando los principales motivos por los que realizamos nuestra labor en la asociación se dirigen a ese objetivo: su bienestar emocional y un equilibrio en su imagen de sí mismos y en su estado general para que su inserción en el tejido social favorezca el desarrollo de sus capacidades y les permita llevar sus vidas con armonía y libertad.

Ya no van a la escuela, y esto para muchos podía parecer en principio hasta una buena noticia, pero ya no asisten tampoco a ninguna de sus actividades, ya no vienen a Pitágoras, no pueden jugar en los parques, ni siquiera visitar a sus amigos y familiares, y mucho menos a sus abuelos.

Tantas veces nos hemos centrado en la extrema sensibilidad, en la complejidad de los pensamientos y en las conexiones múltiples que pueden hacer, aún cuando pareciera no poder caber en sus pequeños cuerpos tanta intensidad y tanta madurez, en sus mentes tanta preocupación y tanta lucidez.

Una vez más, y como en el día a día, pero hoy más que nunca es importante que se sientan comprendidos, que les permitamos expresar todo lo que sienten y decir todo lo que piensan, que respondamos con claridad a sus preguntas, aún a esas que no sabemos bien cómo afrontar. Así como hemos convivido con su alta sensibilidad, intensidad y complejidad en relación a la muerte, la justicia, el sentido de la vida o el motivo por el cuál hacemos lo que hacemos cada día, hoy más que nunca se nos pone todo delante y debemos tener la integridad y la calidez, la sinceridad y la incondicionalidad para dejarlos ser, para darles contención, para validar todo lo que piensan o sienten en relación a esta realidad, y favorecer y fomentar que lo dejen salir, que lo expresen. Tenemos que tener el valor de mostrarles nuestros propios sentimientos, expresar nuestras preocupaciones y explorar nuestros propios mecanismos de gestión. Debemos sentirnos todo lo humanos, vulnerables y unidos que podamos, y validar todo lo que nos ocurra porque fuera y juntos se hace más fácil y es como se encuentra la manera y la salida.

Muchas veces, y más frecuentemente entre los adultos y los jóvenes, se desarrollan mecanismos de evasión o desconexión cuando las emociones o las preocupaciones superan los límites de nuestra capacidad de gestión. Y eso nos puede estar ocurriendo, en primera persona y también a nuestro alrededor. Fomentar medios de expresión, los que le sean a cada uno más naturales, es muy recomendable. Escribiendo un cuento, diseñando un comic, la letra de una canción, un baile, una poesía, pintando, dibujando, modelando, ideando una aplicación para el móvil, o una máquina, aunque parezca salida de una novela de ciencia ficción, puede que no solo ayude a dejar fluir tantos pensamientos y sentimientos que les (y nos) sobrepasan, sino incluso derivar en soluciones a múltiples niveles.

En estos días estamos ideando soluciones y maneras para poder seguir estando presentes a la distancia, compartiendo recursos para seguir aprendiendo en casa, para comunicarnos, para estar cerca, para apoyarnos, contenernos, poniendo al alcance de todos listados de sitios, plataformas, páginas, blogs, y distintos medios con los cuales hacer más llevaderas estas horas puertas adentro, que puede que empiecen a ser más de las que quisiéramos.

Aquí estamos y seguiremos. Hoy, Día de las Altas Capacidades, y todos los otros días también.

Todos los demás días, porque a cada hora y a cada minuto seguimos igual de sensibles, profundos, complejos, intensos, arborescentes, por momentos sobrepasados, preocupados, demasiado involucrados y extremadamente conscientes de todo lo que pasa y de todo lo que podría pasar.

Estamos juntos. Estamos aquí. Les damos la mano. Los abrazamos. Los escuchamos. Los comprendemos. Los extrañamos.

Deseamos tan intensamente que llegue ese día en el que podamos hacer eso que nos parecía tan habitual y tan cotidiano como era escucharlos correr por las escaleras y los pasillos del centro y reunirnos todos a jugar el juego, mirarnos a los ojos, escuchar nuestras voces, nuestras risas, darnos la mano, estar juntos.

Ese día llegará. Ahora toca cuidarnos. A nosotros mismos. Y los unos a los otros.

Un enorme abrazo pitagórico en este Día de las Altas Capacidades, y mañana y pasado mañana y todos los días, porque todos los días están en nuestro pensamiento, en nuestro corazón, son nuestro motor.

 

Más artículos en nuestro blog.

Página creada especialmente para promover el Día de las Altas Capacidades Intelectuales.

 

 

El desarrollo social y emocional de los alumnos con altas capacidades

Evento: presentación del libro «El desarrollo social y emocional de los alumnos con altas capacidades»

By | Actividades | No Comments

Estamos encantados de anunciar que el día 30 de marzo contaremos con la presencia de Paulina Bánfalvi Kampeq, fundadora de La Rebelión del Talento, presentando el libro «El desarrollo social y emocional de los alumnos con altas capacidades» que ella misma ha traducido al español. El libro ha sido editado por la UNIR en colaboración con Javier Tourón, quien dedica en su blog una entrada a la noticia de la publicación y lo define así: “El libro viene a cubrir una laguna importante en el ámbito de estudio que nos ocupa, en el que con gran diferencia hablamos de lo cognitivo, la identificación, la intervención, etc., pero se deja «para luego» algo que es crucial en el desarrollo de las personas, de las de alta capacidad también, su bienestar social y emocional, que debe ir parejo con su desarrollo cognitivo. Ambos componen el núcleo esencial de la persona. Fortalezas de la cabeza sí, pero también fortalezas del corazón, en expresión de Pfeiffer que ya nos es familiar. Ciertamente la cabeza sin corazón, la inteligencia sin trabajo, la aptitud sin motivación no son nada más que meras potencialidades, casi realidades virtuales.

El evento tendrá lugar el lunes 30 de marzo, en Aranjuez, en el Centro Cultural Isabel de Farnesio a las 18.00 hs.

Algunas de las cuestiones que se abordarán en torno al libro en particular y las altas capacidades en general son:

¿Cómo es el desarrollo social y emocional de los alumnos con alta capacidad?

¿Qué factores influyen en el desarrollo de su potencial?

¿Qué medidas y recursos podemos poner a su alcance para desarrollar sus fortalezas internas?

La entrada a la presentación es gratuita, previa inscripción a través de este formulario.

Agradecemos al Ayuntamiento de Aranjuez por la cesión del espacio y estamos orgullosos y emocionados como organizadores desde nuestra Asociación Altas Capacidades Pitágoras de contar con la presencia de Paulina, y agradecidos a nuestra Comisión de Actividades y Relaciones por hacer posible este evento y ayudarnos a visibilizar una cuestión tan fundamental como es la necesidad de un enfoque global en la atención a las altas capacidades que integre el bienestar social y emocional, tantas veces relegados a un segundo plano, cuando son en verdad el eje que vertebra el desarrollo integral del individuo para la expresión plena de todo su potencial.

Cualquier duda o consulta pueden contactarnos por correo electrónico o por WhatsApp al 665151640.

¡Los esperamos!

El Equipo de Pitágoras