¡Nos fuimos a Toledo!

By 25 junio, 2019Sin categoría
Toledo

El pasado domingo 16 de junio nos fuimos de excursión de fin de curso a Toledo: «ciudad imperial» capital de España y sede principal de la corte durante el reinado de Carlos I​ llamada también «ciudad de la convivencia o de las tres culturas», poblada en paralelo y durante siglos por cristianos, judíos y musulmanes.

Después de disfrutar de las vistas panorámicas de la ciudad amurallada, enclave estratégico protegido por el río Tajo, empezamos nuestra travesía a pie: una ruta por el casco antiguo que conectaba seis puntos de interés histórico y artístico que nos imponían desafíos a cada paso.

Empezamos en la Puerta de Bisagra donde encontramos el escudo de la ciudad imperial que nos ayudaría a resolver el primer reto ¿qué animal lidera el blasón de la ciudad? El águila bicéfala, también símbolo representativo del poder de Carlos I de España, nos daba la bienvenida. Prestando atención encontramos el escudo en distintos soportes, materiales y elementos: esculpido en piedra en el frente de la Puerta, en relieve sobre los arcos del patio interior, en los tejados de cerámica vidriada de colores de los torreones, así como más adelante lo encontraríamos también en los cielorrasos de madera del claustro, entre los arcos de medio punto y en la estatua central del Patio de Armas del Alcázar.

puerta de bisagra

águila bicéfala

águila bicéfala

Seguimos el recorrido hasta la Mezquita del Cristo de la Luz, construida en la época del esplendor musulmán. En la entrada, la calzada tiene una piedra blanca que respondía a nuestro segundo reto y escondía una leyenda que explicaba el nombre del santuario. La piedra, al parecer, marca el lugar donde se arrodilló el corcel del rey durante la reconquista. La historia dio lugar a una interpretación mística sobre la presencia de un Cristo crucificado junto a una lámpara encendida simbolizando la perpetua sacralidad cristiana del recinto. En la fachada sureste la traba de ladrillo esconde una inscripción en árabe que apuntaría la fecha de construcción del templo y los nombres de los arquitectos.

cristo de la luz

Seguimos avanzando y nos dirigimos al Alcázar. Implantado en la parte más alta de la urbe ha sido siempre un lugar estratégico para el control militar de la ciudad. Los árabes lo llamaron «Al Qasar» (fortaleza). A partir de 2010 es sede del Museo del Ejército. Visitamos el interior, deteniéndonos principalmente en el recinto de las armaduras donde afrontamos el tercer desafío descubriendo la historia de las armaduras hechas especialmente para niños; no para que fuesen al campo de batalla sino para su entrenamiento militar. Desde la circulación del espacio central se pueden ver las excavaciones que muestran los restos de los muros de la primera construcción de la época romana.

Toledo

alcázar toledo

Nuestro cuarto desafío lo resolvía la historia de la catedral de Santa María de Toledo. Máximo exponente de la arquitectura gótica española aloja en su campanario una de las campanas más grandes del mundo: la campana gorda de Toledo. Solo sonó una vez y sin gloria. Un defecto de fundición provocó una grieta y la obligó a llevar perpetuo silencio.

catedral de toledo

catedral de toledo

campana gorda

Nos detuvimos más tarde en la iglesia de Santo Tomé, que guarda uno de los cuadros más famosos de la historia del arte: El entierro del Conde de Orgaz, obra más admirada del pintor renacentista Doménikos Theotokópoulos: El Greco.

el greco

Entrando en la judería y dirigiéndonos a la Sinagoga del Tránsito, actual Museo Sefardí, prestamos atención a los azulejos que hay repartidos por todo el barrio judío: unos tienen el candelabro de 7 brazos, otros la palabra vida escrita en hebreo y algunos el símbolo de la Red de Juderías de España cuyo logo es la palabra Sefarad en hebreo, que nombra a la vez que representa la península ibérica.

judería toledo

El último desafío consistía en averiguar qué objeto se habían llevado los judíos cuando fueron expulsados de la ciudad. En 1492, los Reyes Católicos los obligaron a elegir entre convertirse al cristianismo o ser expulsados. Cuenta la leyenda que las familias que se fueron se llevaron las llaves de sus casas con la esperanza de volver algún día.

Después de tres horas de una caminata cargada de historia, leyendas y desafíos, nos tomamos un descanso en el Parque Paseo del Tránsito porque…a primera hora de la tarde nos esperaba una sorpresa ¡una auténtica lucha de hidalgos digna del Siglo de Oro!

esgrima antigua

Agradecemos a la empresa especializada en rutas turísticas Toledo Cultura y Vino y a Ricardo, nuestro guía, que nos acompañó en la visita panorámica y durante toda la caminata contándonos no solo la historia sino leyendas y anécdotas de la ciudad. A Alba, de la comisión de excursiones, que propuso y organizó la actividad y elaboró los retos pitagóricos a lo largo de la ruta. También a los amigos de la Asociación Española de Esgrima Antigua que nos harían una presentación de esgrima antigua pero nos regalaron no solo una muestra fantástica sino la historia de las luchas de hidalgos y toda su atención y calidez para responder a nuestras dudas sobre historia, esgrima y forja de espadas.

Y fundamentalmente ¡gracias a las familias y a nuestros queridísmos pitagóricos! por el entusiasmo de siempre y por acompañarnos no solo el domingo sino todo el año con alegría e ilusión porque gracias a ellos podemos seguir haciendo realidad esta maravillosa aventura pitagórica.

¡Gracias!

El Equipo de Pitágoras

 

Más artículos en nuestro blog.

 

 

 

Leave a Reply