Reunión pitagórica bajo las estrellas

By 22 junio, 2018Sin categoría
bajo las estrellas

Para los que no pudieron venir. Para los que vinieron y quieren recordar. Para los que nos leen y se asoman a nuestras experiencias a la distancia y a destiempo, nuestra reunión pitagórica del pasado sábado 16 de junio bajo las estrellas merece ser narrada.

A pesar del atasco a la salida de Aranjuez con la carretera de Andalucía cortada a la altura de la Mariblanca, la oscuridad del Camino de las Aves a Sotomayor en que de día avanzamos con soltura y esa noche nos preguntábamos si habíamos o no llegado ya a la Pavera, distracciones y despistes varios que nos llevan casi por inercia al Cortijo de San Isidro y la señal de 4G que amenazaba con dejarnos a merced de nuestro propio instinto para llegar al punto de encuentro conseguimos reunirnos con éxito en una maravillosa explanada bajo un cielo cada vez más oscuro y estrellado en la Finca de Sotomayor. Cada familia con su esterilla, linternas atenuadas de celofán rojo, algunos telescopios, punteros laser, galletas, bollitos de chocolate y muchas ganas de dejarnos deslumbrar por un cielo que casi no miramos y tenía mucho que enseñarnos. Sobre las 23.00 horas ya estábamos todos y preparados para hacer silencio y empezar a disfrutar del espectáculo que nos regala el universo cada noche y olvidamos que existe.

Empezamos mirando la luna creciente y aprendiendo a distinguir a simple vista aquellos puntos de luz más grandes, de una luminosidad intensa y constante: los planetas. A esas horas estaban claramente visibles Venus y Júpiter. Más tarde aparecería también Saturno en escena.

Algunos de nuestros jóvenes pitagóricos tenían mucho que contar. Lo que sabían, lo que habían investigado especialmente para la ocasión y lo que se preguntaban y dejaba abierta la puerta de la curiosidad para seguir más tarde en casa.

Hablamos de cómo las constelaciones eran de alguna manera una convención que se había fijado hace mucho tiempo y que probablemente si tuviéramos que nombrar hoy en día, veríamos de otra manera. Distintas culturas y en distintas épocas se habían sentido atraídas por las estrellas y habían visto en esas agrupaciones de estrellas reflejos de su realidad, de sus mitos y de sus dioses. Se habían valido de ellas para orientarse y habían explicado su presencia y sus movimientos a través de historias cargadas de significado y misticismo. Esa necesidad primordial de los hombres de sentirse protegidos, acompañados y de encontrar un propósito y una explicación a la existencia nos había llevado a agrupar esos mágicos puntos de luz en la oscuridad como si se tratara de un lienzo en dos dimensiones, aunque en la realidad estuvieran a una infinita distancia, a cientos de años luz unos de otros.

Justo sobre nosotros, en esa privilegiada noche despejada, el cielo de Aranjuez nos dejó disfrutar de la Osa mayor, una de las constelaciones más grandes y fáciles de divisar en el hemisferio norte. A partir de sus dos estrellas finales y repitiendo la distancia entre ellas cinco veces encontramos la Osa menor. También la constelación del Dragón, la de Hércules, en la que nos detuvimos recordando al héroe mitológico y los doce trabajos que le designó Euristeo. Encontramos Escorpio, Casiopea, Perseo, la galaxia de Andrómeda y la constelación del Cuervo, entre otras. También hubo estrellas fugaces y nos sorprendimos al descubrir pequeñísimos puntos moviéndose a gran velocidad: los satélites artificiales. Es increíble pensar que si nos hubiéramos congregado la noche del 8 de febrero a las 21.50, uno de esos puntos luminosos avanzando encima de nuestras curiosas miradas podría haber sido la Estación Espacial Internacional.

Gracias a todos por esta experiencia. Deseando ya organizar la próxima noche pitagórica bajo las estrellas y con la curiosidad despierta hacia esa fascinante realidad de la que somos parte: el universo a nuestro alrededor. Para los que tengan ganas de seguir aprendiendo e investigando, aquí dejamos algunos enlaces de interés sobre constelaciones, su importancia para las distintas culturas, seguimiento de satélites en tiempo real y aplicaciones para seguir explorando el cielo nocturno.

Las constelaciones según cada cultura

https://es.wikipedia.org/wiki/Constelaci%C3%B3n

Eclipses, cartas celestes, fases lunares y seguimiento de satélites en tiempo real

https://www.heavens-above.com/

Seguimiento de satélites artificiales y solicitud de alertas sobre la posición y conexión directa y en streaming HD con la ISS (Estación Espacial Internacional)

http://www.n2yo.com/

Google Sky, una herramienta similar a Google Earth pero en “Modo Cielo” que permite visualizar constelaciones, estrellas, galaxias, planetas y seguir sus órbitas en el tiempo y en el espacio

https://www.google.com/sky/

Para leer más artículos sobre Altas Capacidades visita nuestro blog

http://altascapacidadespitagoras.com/blog/

 

Leave a Reply