Ágora de Hipatia

By 1 junio, 2019Sin categoría
hipatia

Estamos muy orgullosos e ilusionados de compartir esta noticia: hemos puesto en marcha una nueva iniciativa que veníamos gestando y a la que estábamos dando forma desde hace tiempo ¡Y al fin se ha hecho realidad el Ágora de Hipatia! Un proyecto pitagórico destinado especialmente a nuestras chicas…

El Ágora de Hipatia es un espacio de encuentro de niñas y adolescentes de altas capacidades cuyos objetivos principales son: reconocerse entre sí, inspirarse mutuamente, generar un espacio de reflexión, apoyo y comprensión fomentando vínculos de amistad. Su finalidad principal es la de valorar positivamente el colectivo femenino al que pertenecen y empoderarse como mujeres de altas capacidades.

Como ágora reproduce el espíritu social igualitario y dinámico de reunión y reflexión de la polis griega. Y hemos homenajeado a Hipatia por ser una de las primeras mujeres de ciencias de las que se tiene registro histórico y porque nos parece una figura inspiradora y admirable que nos ayuda a reivindicar una imagen de mujer inteligente, libre e independiente que ofrece un nuevo referente en el que nuestras niñas y jóvenes pitagóricas pueden verse reflejadas fuera de los modelos impuestos.

Aunque seguramente ya la conocerán, aquí les dejamos un resumen de su biografía y obra extraído de la Wikipedia.

Hipatia de Alejandría

Hipatia fue una filósofa y maestra neoplatónica griega, natural de Egipto​, que destacó en los campos de las matemáticas y la astronomía, miembro y cabeza de la Escuela neoplatónica de Alejandría a comienzos del siglo V. Hija y discípula del astrónomo Teón, Hipatia es la primera mujer matemática de la que se tiene conocimiento. Escribió sobre geometría, álgebra y astronomía, mejoró el diseño de los primitivos astrolabios e inventó un densímetro; por ello está considerada como una pionera en la historia de las mujeres en la ciencia.

Su carácter singular de mujer entregada al pensamiento y la enseñanza, su fidelidad al paganismo en el momento de auge del catolicismo como nueva religión del Estado romano, y su cruel muerte a manos de cristianos la han convertido en un verdadero mito: desde la Ilustración se la presenta como a una «mártir de la ciencia» y símbolo del fin del pensamiento clásico.

La escuela de Hipatia

En torno al año 400 la filósofa se dedicó a la enseñanza, centrándose en las obras de Platón y Aristóteles. La casa de Hipatia se convirtió en un centro de instrucción donde acudían estudiantes de todas partes del mundo romano, atraídos por su fama. Entre sus alumnos había cristianos, como por ejemplo su alumno predilecto, Sinesio de Cirene, que mantuvo una gran amistad con su maestra. Este personaje dejó escrita mucha información sobre Hipatia. Se refería a ella como “la auténtica maestra de los misterios de la filosofía”. Gracias a él conocemos sus obras, aunque ninguna se haya conservado. Mantuvo con Hipatia una rica correspondencia por la que se conocen los nombres de varios de sus alumnos, entre ellos muchos personajes poderosos e influyentes.

El propio Sinesio manifiesta con elocuencia la devoción que Hipatia despertó en sus discípulos: en la carta 16 de su epistolario la saludaba como «madre, hermana y profesora, además de benefactora y todo cuanto sea honrado tanto de nombre como de hecho».

Hay una frase de ella que nos inspira especialmente y dice así: “Defiende tu derecho a pensar, porque incluso pensar de manera errónea es mejor que no pensar.”  Hipatia de Alejandría

 

Más artículos en nuestro blog sobre altas capacidades en femenino:

Altas capacidades y género

Educar para la igualdad

 

Join the discussion One Comment

Leave a Reply